Ir al contenido principal

Entradas

Sexo y lactancia

Muchas de nosotras hemos sentido que durante nuestros embarazos hemos tenido un pico en nuestra libido: sentíamos más deseo e incluso relaciones más intensas (con maravillosos orgasmos incluidos). La causa de este “subidón” de libido la encontramos en los niveles más altos de progesterona y estrógenos que tenemos en nuestro organismo durante el embarazo. Pero de pronto llega el ansiado/temido día del parto, tenemos a nuestro bebé en nuestros brazos, volvemos después a casa y… ¡voilà!, ¡mi deseo sexual y mi cintura se han fugado juntos y no aparecen por ningún lado!
Los niveles altos de estrógenos y progesterona de los que disfrutábamos gracias a nuestra placenta (alabada seas) disminuyen drásticamente. Los estrógenos y progesterona son los responsables de la libido y la fertilidad. A eso le añadimos que segregamos prolactina para la producción de la leche y la prolactina inhibe la producción de estrógenos, por lo que la falta de libido la tenemos servida y en bandeja. ¿Y esto por qué…
Entradas recientes

Lactancia en diferido

La historia de Noelia

El pasado verano fui mamá por primera vez, estaba deseando conocer a mi niño y experimentar esa sensación de verlo mamar nada más nacer. Las mujeres de mi familia no habían podido y yo iba a por todas! Quería quitar esa espinita familiar. Tantas ganas tenía que durante los 9 meses de embarazo estuve empapándome de las historias de “Los niños de Carmen”, viendo vídeos en YouTube y leyendo sobre el tema en el libro "Un regalo para toda la vida" de Carlos González. Para mí no había otra opción que no fuese dar de mamar y por ello me informé a conciencia.
Pero si he aprendido algo en estos meses es que, en cuanto a maternidad se refiere, no se puede tener nada controlado.
Y efectivamente, sin darme cuenta llevo siete meses de lactancia diferida... ¿que cómo pasó? Pues una cosa lleva a la otra y a veces no todo es como te gustaría. Mi bebé era un poquito vago para mamar, se dormía y apenas succionaba los primeros días. En el hospital le dieron la típica "…

Baby blues vs Maternity Blues.

Durante el embarazo sueles pensar que lo tienes todo controlado, que eres fuerte y que todo va a ir bien pero no siempre el puerperio es como te esperabas o te habían contado. La “mayoría” de mamis lloramos de emoción cuando cogemos al bebé en brazos nada más parir. Sin embargo es un llanto alegre de tener entre tus brazos a esa vida que se ha formado dentro de nosotras. Es un llanto de emoción de estar juntos por fin y de no poder expresar con palabras todo lo que sientes por él/ella.

Durante el embarazo te repites a menudo “entraremos 2 y saldremos 3” o “ sé que la vida me va a cambiar pero tengo tantas ganas”….sin embargo, no siempre está organizada la salida.
 Me refiero a que hay algunas mamis que al recibir el alta médica ella y su bebé están solas, cansadas y débiles tras el parto, deben recoger sus cosas de la habitación, coger a su bebé y abandonar el hospital solas casi por la puerta de atrás; llegar a casa (como puedan) abrir la puerta y sentirse profundamente solas a pesar…

Intolerancia a la lactosa y aplv

La leche de todos los mamíferos tiene lactosa, es su azúcar principal (la materna también) que es la misma molécula en todas las especies, y proteínas, que son diferentes para cada especie (las de la vaca son diferentes de las de la humana, por ejemplo). -Intolerancia a la lactosa: falta en las vellosidades intestinales la proteina que digiere la lactosa. Puede ser porque no se fabrique por un defecto genético o porque las vellosidades se dañen x una infección u otra enfermedad. Si es por la primera causa, pueden pasar dos cosas:
1)Que el bebé tenga un defecto genético y no la fabrique desde el nacimiento. Esto es gravísimo, antes se morían esos niños. Hoy en día se diagnostica a los 2-3 días de nacer, y se les pone una leche especial sin lactosa. Son intolerantes de por vida.
2)Que un niño se haga intolerante a partir de los 4-5 años. Es muy habitual en algunas razas. Es porque el cuerpo deja de fabricar la proteina que digiere la lactosa a partir de una edad en la que "considera&…

Matronas

En estos 2 años de residente de matrona he podido observar cómo mi profesión va cambiando, y para bien, estamos volviendo a nuestros orígenes. En los años 70 el parto pasa a ser completamente hospitalario, medicalizado y con una actitud intervencionista. Es cierto que se redujo la morbimortalidad materna y fetal, pero aparecieron otros grandes problemas, se ha demostrado que estas intervenciones eran excesivas o innecesarias en la mayoría de los casos. Al parto se le da el mismo tratamiento que a una enfermedad y empezamos a realizar una serie de prácticas como episiotomías sistemáticas a todas las mujeres, instrumentación del parto y cesáreas. Además la industria potenció absolutamente la comercialización e implantación de las leches artificiales, y la lactancia materna pasó a un segundo plano. A finales del siglo XX hay un movimiento social en el que la mujer piensa que la principal protagonista del parto es ella y por lo tanto es quien tiene que decidir. Es entonces cuando dispone…

El Respeto

Intentaré explicar en estas líneas cómo pienso que beneficia el respeto a la lactancia materna.
Según la Real Academia de la Lengua Española respeto (del latín respectus, «atención» o «consideración») es la consideración y valoración especial que se le tiene a alguien o incluso a algo, al que se le reconoce valor social o especial diferencia. Entonces diríamos que el respeto en la lactancia sería tener consideración a ti misma, luego a tu bebé y por último al entorno que te rodea valorándolo de forma especial. Ahora paso a contaros por qué he iniciado estas líneas con tanto tecnicismo.
Desde que decidí ser matrona fui consciente a pesar de mi edad (sí, no os riais, era muy joven cuando ya tenía el título), de que las mujeres que veía en mi trabajo diario necesitaban ser tratadas con respeto. En esos años el enfoque de la sanidad era muy médico y aún no se hablaba del enfoque bio-psico-social, tan de moda actualmente. La necesidad de respeto que tiene una mujer alrededor de la maternidad e…